Cómo

Sabemos que las empresas tienen sus rasgos distintivos y que nuestros interlocutores transmiten ese carácter y también sus propias miradas. Partimos de este entendimiento y nos amoldamos al estilo propio de cada cliente, su ritmo, su necesidad.

Valoramos todas las etapas del proceso de cada estudio, desde la llegada del brief hasta la presentación. Un buen trabajo de campo es fundamental para el análisis de la información y los instrumentos que elaboramos previamente tienen que ajustarse de manera eficiente a lo que queremos entender. En ese sentido, trabajamos minuciosamente en la confección de cuestionarios, guías de pautas o tópicos y somos flexibles para ajustarlos en función de cómo operan.

Para los estudios semióticos en producción, realizamos una selección detallada del corpus del análisis y la consensuamos con la empresa cliente.

En los estudios de tendencias partimos de la claridad de los objetivos y nuestros hallazgos son los instrumentos de siguientes hallazgos.

Arribamos a la instancia de análisis con datos fehacientes. Vamos a fondo con la interpretación enlazando discursos, respuestas, conceptos, conocimientos, y avanzamos más allá haciendo foco en el contenido de la información y en la forma de presentarla. Damos real status a las conclusiones y recomendaciones.

Cómo